Steiner y la Torá

stei

George Steiner
Un prefacio a la biblia hebrea (1996)

la Biblia, el “ruido de fondo” de la cultura

No hay otro libro como este. Todos los demás están habitados por el murmullo de ese manantial lejano (hoy en día, los astrofí­sicos hablan del «ruido de fondo» de la creación).

cristianos y comunistas: hijos de los profetas

Es en los profetas en quienes tienen su origen las dos principales herejías del judaísmo: el cristianismo y el socialismo utópico o comunismo. Al convertirse en una ecclesia burocrática, polí­ticamente comprometida, el catolicismo romano se unirá al partido de los reyes y los sacerdotes; desde los anarquistas milenaristas y los espí­ritus libres de la Edad Media hasta Cromwell y Marx, los «protestantes» estarán del lado de los profetas y sus imperativos mesiánicos.

desierto judaico versus plaza barroca

Este impropiamente denominado Antiguo Testamento es tan diferente del uso que han hecho de él la cultura y las traducciones cristianas como lo es el desierto de Judea de las plazas barrocas de Roma o de las agujas de la catedral de Canterbury.

los inimaginables autores bíblicos

Lo que soy incapaz de hacer es llegar a un pensamiento-imagen, por ingenuo que sea, a una impresión de técnica literaria o arrebato retórico, por magistral que sea, cuando me sitúo frente al autor o autores de los discursos de Dios originados en el torbellino de Job, de buena parte del Qohelet, de algunos Salmos o de considerables secciones del «segundo Isaías». La imagen de un hombre o una mujer almorzando, cenando, después de haber «inventado» y puesto por escrito estos y otros textos bíblicos me deja, por decirlo así­, cegado y desconcertado.

intemporalidad hebrea

La «intemporalidad» de los tiempos verbales hebreos, el rango gramatológico del futuro dentro del presente. Sean cuales fueren las referencias a un cumplimiento que aún tiene que producirse, los pronunciamientos de Yahvé están ya realizados en el instante de su enunciación

hablar inglés es hablar la Biblia

Donde es más evidente la trascendencia de lo bí­blico es en las literaturas en lengua inglesa. Ya he señalado la simbiosis entre la traducción bí­blica y la maduración de la propia lengua desde Tyndale hasta la Versión Autorizada. En innumerables aspectos de lo coloquial y lo sublime, lo proverbial y lo refinado, hablar inglés o angloamericano es «hablar la Biblia».

la torre no es una torre

¿Cómo abordar la traducción del episodio de Babel? Migdal no es, básicamente, una «torre». Es un objeto «grande» o «elevado» que tiene «su cabeza en los cielos». Muy probablemente, la inferencia originaria es un ídolo gigante.

Y, E, D, S y H, los cinco autores bíblicos

Se ha deconstruido el Génesis y los libros siguientes en cuatro o cinco niveles de autoridad. Estos niveles comprenden un redactor «Y», que utiliza el nombre «Yahvé», que se inclina hacia un monoteísmo antropomórfico (…) «E» se refiere a Dios como «Elohim» y parece preferir «Jacob» a «Israel» cuando escribe sobre el Patriarca. Los expertos consideran que tanto «Y» como «E» son los más antiguos de los diversos «autores» del Pentateuco. Al denominado deuteronomista o «D» (…) es quien revisa el material arcaico con objeto de eliminar las representaciones antropomórficas de Dios. (…) El redactor sacerdotal o «S» actúa probablemente en la crucial época de revisión histórico-legal posterior al exilio de Babilonia en 568-536. (…) han añadido una quinta autorí­a, la de «H».

tipos de salmos

En términos generales, los investigadores modernos distinguen himnos de alabanza, oraciones de gratitud por ser liberados de la aflicción o el peligro, salmos de lamentación o incluso, en el Salmo 88, de desesperación que recuerdan a Job, salmos litúrgicos que posiblemente acompañaban a determinados ritos y dí­as festivos y, aunque de manera poco clara, «textos de sabiduría» que tratan asuntos más abstractos (por ejemplo, los Salmos 34, 49, 73).

indignación ortodoxa

[según el fundamentalismo] ¿Quién es Darwin, quién es Freud para alzar su voz por encima de la que sale de la zarza ardiente?

la espera

«Bienaventurado el que espera» (Daniel, 12, 12).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s