Mejor cine visto en 2017

por Joan Pau Inarejos

Mis diez películas de 2017… a la espera de llegar a 2049 y ver Blade Runner.

1. Moonlight
Nota: 8

ml

El revuelo por la pifia de los Oscar ocultó que, en realidad, se había hecho justicia poética. Y de qué manera. Frente al oropel deslumbrante de la Ciudad de las Estrellas, la luz tenue de ‘Moonlight’ tiene cosas muy discretas e importantes que revelar. Estamos ante una historia delicada, limpiamente filmada, una parábola sobre la identidad y el reconocimiento que va mucho más allá de clichés sexuales y raciales. Contra el ruido, paciencia. Contra la fiebre de las etiquetas, cordialísimo humanismo. Contra el mito de la liberación de los cuerpos, la necesidad primaria de compasión y reconocimiento. Contra la cultura del yo seguro de sí mismo, defensa de la ambigüedad y la duda. Contra el grito mal entendido de la igualdad, el elogio de la diferencia.

2. La tortuga roja
Nota: 8

thumb_2043_media_image_926x584.jpg

Un año más, la animación demuestra que no es la hermana menor ni la pariente pobre de nadie (véase más abajo). Europa y Japón se encuentran en una isla remota de Robinsones perdidos de sí mismos y una naturaleza totémica que parece la respuesta a todo, eso sí, pronunciada a paso de tortuga. Belleza marítima, metamorfosis del cuerpo y del alma y momentos encantadoramente oníricos conviven en esta vuelta de tuerca al tema eterno del hombre y la bestia, su lucha y su reconciliación. Con el leitmotiv de los ciclos naturales —día y noche; bonanza y catástrofe; nacimiento y muerte—, ‘La tortuga roja’ es un canto a la renovación de la vida y la aceptación de la marea impredecible de dolores y alegrías: el mar se va, pero siempre vuelve, y no nos necesita. ¿Acaso no es tranquilizador?

3. Déjame salir
Nota: 8
Resultat d'imatges de dejame salir escorpionadas

El mal llamado cine negro no ha cesado de darnos alegrías; y a veces sustos. La versión hipnótica de ‘Adivina quién viene esta noche’, el reverso aterrador de yerno-conoce-a-suegros, es este fantástico thriller americano que nos tiene pegados a la pantalla como cochinos y por el camino pega una buena sacudida a la caspa blanca y progre de U.S.A., antitabaco, ortoréctica y potencialmente votante de Hillary Clinton, Dirigida con precisión por un treintañero, con actores monumentales y un guiño a lo más añorable de los 70, ‘Get out’ trenza el terror, la comedia y la denuncia social demostrando que la muerte de los géneros es el género del siglo XXI. Se os quitarán las ganas de tomar té, de conocer a la familia política y de confiar en los cirujanos (glups).

4. It
Nota: 8

Resultat d'imatges de it filmVale, el ranking me delata. Adoro el terror. Disfruto pasándolo fantásticamente mal, y de todas la maneras posibles: física, psíquica, o todo a la vez, es decir: It. La nueva adaptación del clásico de Stephen King empieza sin cortapisas, con uno de los prólogos más cortantes, bestias y anticonvencionales que se recuerdan. El miedo a los payasos alcanza su paroxismo monstruoso en una historia a la vez muy ochentera y muy contemporánea, que no teme comportarse como una encantadora comedia preadolescente entre sobresalto y sobresalto. El ramillete de chavales es abracadabrante, con menciones especiales para el judío hipocondríaco y la bella pelirroja que tiene a todo el barrio (incluido el lavamanos) absorbido. El villano Pennywise, horror puro y polimorfo, toma más apariencias que Mortadelo y el genio de Aladdin juntos y es imposible no recordarlo sin su coro de psicofonías infantiles, su dentadura indefinidamente desplegable y su invitación ubicua, desde las profundidades de las cloacas, a que también nosotros flotemos. La buena noticia es que el miedo es el monstruo (el medio es el mensaje), de modo que, muerto lo uno, muerto lo otro.

5. Mother!
Nota: 8

Resultat d'imatges de mother film

Pues sí, tengo debilidad por el terror. No sé si es síntoma de masoquismo o una suerte de paradójica filia a la fobia, pero qué queréis que os diga, en ocasiones veo obras maestras de este género tan maltratado por los críticos, los sustos y también, todo sea dicho, por tantos artesanos de la cutrez palomitera y el estereotipo satánico o fantasmal. Hay quien dice que el terror como forma de arte hizo su testamento vital en las décadas de 1970 y 1980, y que ya poco podemos esperar de nuevo, interesante o sorprendente. Pero discrepo educadamente. Darren Aronofsky nos apabulló con un brochazo expresionista llamado ‘Cisne negro’ (2010) y esta vez vuelve a enfrentar a la mujer a sus peores pesadillas con una obra quizá no tan redonda pero aún más rompedora y original. Si Natalie Portmann descubría la pesadilla del talento en un ballet opresivo y patriarcal, Jennifer Lawrence padece la pesadilla indecible de la maternidad en este experimento cinematográfico que empieza como teatro del absurdo y termina en puro caos escrito. Impecable una vez más, Jennifer se mide con un Bardem convicente e intimidatorio como marido que no querrías tener, y se expone al más contemporáneo de los martirios: la pérdida irremisible de la privacidad, el mundo exterior invadiendo con su ruido ensordecedor el antiguo hogar apacible que ya no es hogar ni apacible.

6. Coco
Nota: 8

Resultat d'imatges de coco film

Las obras magnas de la animación cada vez tienen más acentos y colores, incluso aunque salgan de los estudios californianos hoy más mainstream del mundo. Tras años sin encontrar el equilibrio, entre involuciones medievales —Brave— y probaturas vanguardistas que no acaban de convencer —Inside Out—, Pixar ha vuelto a tocar la fibra sensible apelando a materiales de toda la vida: color, familia y sentimientos. La odisea del joven Miguel para conquistar el canto y soslayar el tabú antimusical de su clan nos lleva por un camino apasionante entre el mundo de los vivos y la Ciudad de los Muertos, paraíso mexicano de los difuntos y réplica latina más que reivindicable al cansino y anglosajón Halloween. No hay aquí miedo morboso a la muerte, sino feliz celebración de los difuntos que gozan del festín de ser recordados por sus seres queridos. Así se entiende y se abraza entonces el barroquismo de nuestros primos mariachis, su retórica dorada y empalagosa que es mucho más sabia que nuestra timidez y recato occidental. Por una vez, el emporio Disney (Disney-Pixar) no mira hacia el sur con ojos coloniales, sino con un cariño aparentemente sincero, capaz de derribar muros y lacrimales. Por cierto, no os perdáis ‘El libro de la vida’ (2014), otra incursión animada al Día de Muertos, producida por Guillermo del Toro, que pasó injustamente desapercibida. Si no sonara falangista y equívoco, diríamos aquello de viva la muerte.

7. Your name
Nota: 8

Resultat d'imatges de your name

Si ‘Coco’ es producto occidental de inspiración mexicana, ‘Your name’ opera a la inversa: toma la mejor ciencia ficción canónica y la viste —y desviste— con ropajes de anime. La fábula de los sexos intercambiados, las paradojas astronómicas, la comedia campo-ciudad y la teoría de los tiempos paralelos se reúnen en esta deliciosa historia romántica, protagonizada por los jóvenes Taki y Mitsuha, prodigio de artesanía analógica y con un uso de la cámara audaz, emocional y creativo que ya quisieran para sí muchas producciones de carne y hueso. Los que hemos crecido con ‘Bola de drac’, ‘Arale’ o ‘Schin-chan’ nos reencontramos con esa guarrería de baja intensidad tan de agradecer, esa incorrección e ingenuidad que los nipones parecen llevar tatuadas en el alma como una calcomanía rosa e indestructible. Algún día habrá que estudiar esta nación admirable y acumulativa que ha conseguido a la vez ser de las más arcaizantes y de las más modernas del planeta, mezclando la saliva de los dioses con la mensajería instantánea sin remilgo alguno. Porque, ¿acaso no había formas no occidentales de ser contemporáneo?

8. Perfectos desconocidos
Nota: 7,5

Resultat d'imatges de perfectos desconocidos film

Moraleja Álex de la Iglesia y M. Night Shyamalan: cuando tienes pocos recursos y menos ambiciones, puedes hacer cosas exponencialmente mejores. El visionario narrador del día de la bestia ya acertó encerrando sus obsesiones en un local de vino y tragaperras —El Bar— y ahora acierta de nuevo encerrándolas en un piso de cuarentones-cincuentones, reunidos en una malhadada noche de eclipse lunar. Como en ‘Un dios salvaje’, las miserias de los comensales van aflorando para mayor solaz del público, que se reconoce terapéuticamente en las pantallas de estos teléfonos de Pandora. El icono de la sociabilidad contemporánea, y a la vez su perverso carcelero, a golpe de whatsapp adictivo, instagram narcisista o paranoica alarma de la chorrada, es el instrumento del Mal —¡ay, quién lo diría, Graham Bell!— en esta brillante pieza de cámara, con secretos cruzados y un elenco entregado a la causa de la comedia ácida, especialmente una Belén Rueda amarga, muy amarga, y un Ernesto Alterio loser hasta la médula, sin olvidar un Eduard Fernández con el que es imposible no solidarizarse o un Pepón Nieto que demuestra que los freakies, que no nos engañen, son los demás (o como diría Manel: Els guapos són els raros).

9. El ciudadano ilustre
Nota: 8

Resultat d'imatges de ciudadano ilustre

Dos accésits para dos películas que no son de 2017 pero que Filmin me ha permitido rescatar —¡gracias!—. La primera, una comedia negra sobre los genios que no son profetas en su tierra, menos aún en tierras tan peligrosamente mitómanas, pasionales y desconfiadas como la de Evita, Maradona o el papa Francisco. El veterano Óscar Martínez, que ya nos puso de rodillas en ‘Relatos salvajes’, es un engreído Nobel de literatura con un pie en la Europa cool (Barcelona) y otro en la Argentina cárnica y profunda, donde moran recelos pueblerinos difíciles de calibrar. El supuesto comité de bienvenida a lo mr. Marshall se va transformando en una guerra sin cuartel entre individuo y sociedad, entre winners sociales y sus antiguas novias y mejores amigos, corroídos por una abrasiva moral de esclavos. Asador argentino de rencores, delitos y faltas, que conviene saborear plano a plano, gesto a gesto, diálogo a diálogo. La cosa acaba como tiene que acabar, como el rosario de la aurora, a no ser que los hábiles bonaerenses nos hayan vuelto a confundir y esto sea el sueño de un escritor, menos genial de lo que cree, que produce monstruos, más reales de lo que sospecha.

10. El congreso
Nota: 8

Resultat d'imatges de el congreso film

Y segundo puesto de honor, para otra perla de animación que huye completamente del canon familiar y disneyano con un asombroso, distópico y lisérgico viaje entre el mundo empírico y lo dibujado. El israelí Ari Folman nos cuenta un porvenir poco agradable donde los actores de carne y hueso serán máquinas oxidadadas frente a sus avatares siempre jóvenes y exitosos. Si ‘Vals con Bashir’, otro sugestivo híbrido estético, utilizaba la animación para escarbar en dramas colectivos —la matanza de Sabra y Chatila, la guerra del Líbano—, ‘El congreso’ nos lanza a un drama futurista poderosamente conducido por las facciones de Robin Wright. La ex novia de Forrest Gump, definitivamente herida y otoñal, transita entre su yo corpóreo y un álter ego que parece salido de la época LSD de los Beatles, confundida entre una multitud de identidades virtuales y caprichosas —los ricos del futuro podrán ser Jesucristo o Marilyn Monroe—, al rescate de un hijo perdido en la Babilonia de la irrealidad. Curiosamente, Folman afianza nuestra fe en los dos lados del espejo: ‘El congreso’ demuestra lo insustituible que es el intérprete real y a la vez lo inimitable que es la animación cuando se pone a escupir mundos quizá no tan imposibles.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s